Laberinto, como siempre, propone un espacio de juego donde todos participan.
Un momento divertido, con materiales sencillos y una gran apuesta a la coordinación, actividades pensadas con cuidado e inteligencia son nuestros pilares para vivenciar este festejo entre todos.

Es importante que sepan que la planificación puede ser modificada a medida que vamos conociendo al grupo y su estado de ánimo de ese día tan particular.

En general, las fiestas de cierre presentan una complejidad importante porque en ese rato, se juegan muchas emociones en los chicos y en los grandes. Tenemos que poder regular las energías entre todos (animadores, chicos y adultos) para que ese momento no se vuelva una situación fuera de control.

La propuesta se divide en dos momentos:
Comenzamos trabajando con los chicos, con diferentes juegos y actividades. Están presentes la guitarra, los juegos con telas, con pelotas, los bloques de madera para construir, las obras de títeres, globología y otros.
En el segundo momento, haremos una actividad para todos (chicos y adultos). Una búsqueda del tesoro donde cada equipo va a tener que armar algún distintivo, ponerse nombre, hacer algunas pruebas y llegar a la meta final para cerrar la fiesta todos juntos.

La duración total de la animación es de 2 horas, con un corte para tomar algo en el medio.